Afónica Magazine

Las villanas de la música

Ah, las mujeres… compañeras y fuente de inspiración para miles de músicos de todos los géneros y de todas las épocas. Algunos se dedican a admirarlas desde lejos. Otros disfrutan de la compañía de groopies y fanáticas, pero los más osados buscan una esposa que esté con ellos en todo momento.

Un viaje histórico y sensorial en la Fonoteca

El ambiente era turbio y todo estaba mojado, pues una tormenta había atacado al sur de la Ciudad de México horas atrás. El frío aún se imponía hasta los rincones, pero la música llamaba y entre el suelo de gravilla, charcos y maleza, me abrí paso por el Jardín Sonoro de la Fonoteca Nacional para disfrutar de la sesión del día. 

También con el alma se canta: Aretha Franklin

Dicen que hubo una época en que los afroamericanos hacían música fantástica, cuya influencia y consecuencias siguen teniendo repercusiones hasta nuestros días. No es nada en contra de Kanye West o Jay-Z, pero lo cierto es que su trabajo parece estar muy, muy lejos de lo que antecesores suyos como Marvin Gaye, Otis Redding, Stevie Wonder, Ray Charles, James Brown o Sam Cooke lograron hace cincuenta años.

El caos: Björk

Ella se despierta, toma un poco de agua y voltea hacia la ventana. Un día lleno de los rayos del sol se asoma invitándola a salir. Se coloca un vestido amarillo, gira tres veces y el rostro se le cubre de polvos de oro, ella es hechicera, bruja e ilusionista al mismo tiempo, tiene un cisne tatuado y en su agenda guarda el teléfono de Lars Von Trier. Con su voz puede invocar al infierno: Björk aparece en el escenario.

Y después del Ceremonia, ¿qué?

Este fin de semana se llevará a cabo uno de los festivales emergentes más esperados del año. Hablamos del Ceremonia y su diverso y completo cartel que nos dará una probada de las escenas underground –y ya no tanto– de diversos géneros y estilos de los que en Afónica Magazine tanto nos gusta hablar, pero, ¿qué sigue después?

Pulp y la gente común

Unos minutos después de la una de la tarde. Es el primer día de agosto de 2014. El auditorio del Estado de Guanajuato está a oscuras. No está abarrotado, pero hay bastante gente. Luces verdes en el escenario. La voz de Jarvis Cocker: “Gracias por estar aquí. Nos llevó mucho tiempo llegar. […] ¿Creen que podamos tirar el techo?”. El público responde con vítores y aplausos. Teclado. Guitarras.

Janis Joplin: de lo perdido, lo ganado

Cuando Janis Joplin falleció, la madrugada del 4 de octubre de 1970, terminó una de las historias más memorables del rock. Con apenas 27 años de edad, la texana fue hallada muerta a causa de una sobredosis de heroína, según versiones oficiales. Pero ese no fue un final, sino un comienzo. Un inicio para la música. Sin duda, trascender dentro de un género es difícil, más aún, mantenerse cuando ya no se está activo. De ahí que cuando se miran relatos así, sólo queda reconocer la valía de aquellos que lo logran, pues son genios que aparecen cada cien años.